Sentencia nº 05 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Constitucional de 23 de Enero de 2008 - Jurisprudencia - VLEX 283306751

Sentencia nº 05 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Constitucional de 23 de Enero de 2008

EXTRACTO GRATUITO

SALA CONSTITUCIONAL

Magistrado Ponente: Arcadio Delgado Rosales

Expediente Nº 2007-0834

El 14 de junio de 2007, se recibió en esta Sala el escrito contentivo de la acción de amparo constitucional conjuntamente con medida cautelar innominada, interpuesta por los abogados Osiris Rojas Rivas y Rodolfo Chacón Rengel, inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los números 58.824 y 67.586, respectivamente, actuando en su carácter de apoderados judiciales de la empresa CVG, INDUSTRIA VENEZOLANA DE ALUMINIO, C.A., (VENALUM), sociedad mercantil con domicilio en Ciudad Guayana, Estado Bolívar, constituida mediante documento inscrito en el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, el 31 de agosto de 1973, bajo el Nº 10, Tomo 116-A, siendo la última modificación de sus estatutos inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de Puerto Ordaz, el 24 de agosto de 2004, bajo el Nº 33, Tomo 36-A, contra la decisión en fase de ejecución dictada el 28 de marzo de 2007, por el Juzgado Superior Primero del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar con sede en Puerto Ordaz, la cual declaró parcialmente con lugar la apelación interpuesta por el ciudadano Hugo Medina, en su condición de Presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de la referida empresa, contra la decisión dictada el 9 de octubre de 2006, por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, en razón de lo cual anuló dicha decisión y, en consecuencia, ordenó a la mencionada empresa “(…) realizar los ajustes de las jubilaciones y/o pensiones de los agraviados en la presente acción de amparo constitucional, de la forma prevista en la decisión de fecha 08/08/2005 dictada por este Juzgado Superior, bajo el entendido que (sic) debe incluir en el ‘salario básico promedio’ empleado para el ajuste de las pensiones y jubilaciones de los quejosos los aumentos que reciben los trabajadores activos producto de la evaluación por desempeño cuyos cargos son homólogos con los de los quejosos…”, lo cual a criterio de la parte accionante vulnera sus derechos al debido proceso y a la tutela judicial efectiva, contenidos en los artículos 49 y 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, respectivamente.

El 18 de junio de 2007, se dio cuenta en Sala y se designó ponente al Magistrado Arcadio Delgado Rosales quien, con tal carácter, suscribe el presente fallo.

El 19 de junio de 2007, compareció ante esta Sala la abogada Osiris Rojas Rivas, en su carácter de apoderada judicial de la accionante, con la finalidad de solicitar celeridad respecto del pronunciamiento sobre la admisión de la presente acción y sobre la medida cautelar requerida. En esa misma fecha, se dio cuenta en Sala de la mencionada diligencia y se acordó agregarla al expediente. 

El 25 de junio de 2007, compareció ante esta Sala Constitucional el abogado José Gerardo Sánchez Calderón, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número 52.675, con el propósito de consignar sustitución de poder otorgado a su favor por la abogada Osiris Rojas Rivas, suficientemente facultada para realizar dicha sustitución. En esa misma fecha se dio cuenta en Sala de la mencionada diligencia y sus respectivos anexos, acordándose agregarla al respectivo expediente. 

            El 30 de julio de 2007, esta Sala Constitucional, mediante decisión número 1651, admitió la acción de amparo interpuesta, acordó la medida cautelar solicitada y ordenó realizar la notificaciones correspondientes.

            El 6 de agosto de 2007, el ciudadano Hugo Ramón Medina, mediante diligencia consignada ante la Secretaría de esta Sala Constitucional, se dio por notificado en su condición de tercero interesado de la presente acción. Asimismo solicitó que le sea concedido el derecho de palabra en la respectiva audiencia constitucional. Ese mismo día, se dio cuenta en Sala del referido escrito y se acordó agregarlo al expediente.

            El 17 de septiembre de 2007, se recibió en la Secretaría de esta Sala Constitucional escrito interpuesto por el referido ciudadano Hugo Ramón Medina, mediante el cual persigue “…aportar argumentos que permitan el esclarecimiento del derecho que se (les) ha venido vulnerando y que por medio de recursos que ha utilizado la empresa han diferido el cumplimiento total de la sentencia del 8 de agosto de 2005…”. En esa misma fecha, el ciudadano Hugo Medina consignó una diligencia mediante la cual manifestó que los abogados accionantes interpusieron la presente acción, sin tener facultades expresas del actual Presidente de la Empresa, alegando que el poder con el que acreditaron su representación les fue otorgado por el anterior Presidente de dicha Empresa. Ese mismo día, se dio cuenta en Sala del referido escrito con sus respectivos anexos y de la mencionada diligencia, acordándose que fuesen  agregadas al expediente.

            El 27 de septiembre de 2007, la abogada Osiris Rojas Rivas, en su carácter de apoderada judicial de la empresa accionante, consignó ante la Secretaría de esta Sala Constitucional instrumento poder otorgado el 8 de agosto de 2007, por el ciudadano Juan José Romero, en su carácter de Presidente -encargado- de CVG VENALUM, con el propósito de acreditar su representación en la presente causa. En la misma fecha, se dio cuenta en Sala de la referida diligencia con sus respectivos anexos y se acordó agregarlos al expediente.

            El 4 de octubre de 2007, la abogada Anakarina Hernández, inscrita en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número 98.891, consignó ante la Secretaría de esta Sala instrumento poder que le acredita la representación del ciudadano Hugo Ramón Medina Primera, quien es tercero interesado en la presente acción. Ese mismo día, se dio cuenta en Sala de la referida diligencia con sus respectivos anexos y se acordó agregarlos al expediente.

El 15 de octubre de 2007, la referida abogada Anakarina Hernández consignó ante la Secretaría de esta Sala escrito mediante el cual expone argumentos con el propósito de demostrar que el procedimiento llevado a cabo ante el Juzgado Superior que dictó la sentencia accionada estuvo ajustado a derecho. Asimismo, consignó un CD, “en el cual se deja constancia de la celebración de la audiencia privada en el Juzgado Superior…”. Finalmente, expuso que “…la consignación de instrumento poder que consta en autos de fecha 27 de septiembre de 2007, fue efectuada de manera extemporánea, por lo cual solicito que tal situación acarree las consecuencias jurídicas pertinentes y el presente procedimiento sea declarado inadmisible in fine (sic) litis”. Ese mismo día, se dio cuenta en Sala de la referida diligencia con sus respectivos anexos y se acordó agregarlos al expediente.

El 2 de noviembre de 2007, esta Sala fijó la audiencia constitucional para el día 6 de ese mismo mes y año. No obstante, por ocupaciones vinculadas a la naturaleza de las funciones desempeñadas por los Magistrados de esta Sala, dicha audiencia fue diferida para el día martes 13 de noviembre de 2007, a las once y treinta de la mañana (11:30 a.m.).

El 12 de noviembre de 2007, la indicada abogada Anakarina Hernández consignó ante la Secretaría de esta Sala, escrito mediante el cual expuso una serie de consideraciones con el propósito de fundamentar la supuesta improcedencia de la acción de amparo constitucional interpuesta. Asimismo, ese día el ciudadano Hugo Ramón Medina, asistido por la referida abogada, confirió poder apud acta, amplio y suficiente en cuanto a derecho se requiere al abogado Luis López Medrano, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número 64.017, para que lo represente en la audiencia constitucional. En la misma fecha, se dio cuenta en Sala de los referidos documentos y se acordó agregarlos al expediente.

El 13 de noviembre de 2007, se celebró la audiencia constitucional con la presencia de los abogados Bruno Zanardo, Osiris Rojas Rivas y Rodolfo Chacón Rengel, actuando en su carácter de apoderados judiciales de la parte accionante; los abogados Ana Karina Hernández y Luis López, en representación del tercero interesado y el Ministerio Público, en cuya oportunidad la Sala dictó auto para mejor proveer y, en consecuencia, ordenó a la parte accionante, la consignación en copia certificada de un ejemplar de la contratación colectiva vigente en la Empresa CVG (VENALUM C.A.), dentro de los treinta (30) días siguientes a dicha audiencia, más el término de la distancia y que una vez concluido el lapso indicado, la Sala decidiría sin necesidad de nueva audiencia, ni notificación de partes, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes.

El 22 de noviembre de 2007, la abogada Tahide Bravo, actuando en su carácter de apoderada judicial de la empresa accionante, consignó ante la Secretaría de esta Sala copia certificada de la Convención Colectiva requerida por esta Sala mediante el auto referido en el párrafo anterior. Ese mismo día, se dio cuenta en Sala de dichos recaudos y se acordó agregarlos al expediente.

El 23 de noviembre de 2007, la abogada Claudia Alarcón, actuando en su carácter de apoderada judicial del tercero interesado, también consignó ante la Secretaría de esta Sala copia certificada de la Convención Colectiva requerida por esta Sala mediante el auto dictado el 13 de noviembre de 2007. De la misma, se dio cuenta en Sala y se acordó agregar dichos recaudos al expediente.

El 19 de diciembre de 2007, la apoderada judicial del tercero interesado en la presente acción, mediante diligencia consignada ante la Secretaría de esta Sala, solicitó celeridad respecto del pronunciamiento sobre el fondo de la acción de amparo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS