de Juzgado Noveno Superior Del Trabajo de Caracas (Ninguno), de Junio 16, 2009

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

PRIMERO: PARCIALMENTE CON LUGAR la apelación interpuesta en fecha 23 de abril de 2009, por el abogado JESUS ALBERTO URDANETA SALAS, en su carácter de apoderado judicial de la parte actora, contra la sentencia dictada el 20 de abril de 2009, por el Juzgado Sexto de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, oída... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

TSJ Regiones - Decisión

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Noveno Superior del Circuito Judicial del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

Caracas, 16 de junio de 2009.

199° y 150° PARTE ACTORA: PORFIRIO RAFAEL SILVA FREITES, venezolano, mayor de edad, de este domicilio, titular de la Cedula de Identidad No. V- 3.255.059.

APODERADO JUDICIAL DE LA PARTE ACTORA: JESUS ALBERTO URDANETA SALAS, Inpreabogado No. 109.338.

PARTE DEMANDADA: GROUP 4 SECURICOR G4S C. A. (anteriormente denominada WACKENHUT VENEZOLANA C. A.; WACKENHUT VICTORIA, C.A. y SERENOS VICTORIA C. A.), inscrita en el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha 29 de Mayo de 1975, bajo el No. 33, Tomo 67-A.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE DEMANDADA: MARCO PEÑALOZA PESCIONI, JUAN VICENTE ARDILA PEÑUELA, JUAN VICENTE ARDILA VISCONTI, DANIEL VICENTE ARDILA VISCONTI, RODOLFO PINTO y GUILLERMO AZA Inpreabogado Nos. 46.968, 7.491, 73.419, 86.749, 117.204 y 120.986 respectivamente.

MOTIVO: Diferencias de prestaciones sociales.

VISTOS: Estos autos.

Conoce este Juzgado Superior del presente expediente en virtud de la apelación interpuesta en fechas 23 y 27 de abril de 2009, por los abogado JESUS ALBERTO URDANETA SALAS y MARCOS PEÑALOZA, en su carácter de apoderados judiciales de la parte actora y demandada, respectivamente, contra la sentencia dictada el 20 de abril de 2009, por el Juzgado Sexto de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, oída en ambos efectos el 27 de abril de 2009.

El 30 de abril de 2009, se distribuyó el expediente; dentro de los 3 días hábiles siguientes, el 05 de mayo de 2008, este Juzgado Superior lo dio por recibido y dejó constancia que al quinto (5to.) día hábil siguiente se procedería a fijar el día y la hora en que tendría lugar la celebración de la audiencia oral; por auto de fecha 12 de mayo de 2009, se fijó la celebración de la audiencia oral para el 2 de junio de 2009 a las 8:45 a.m.; en esa oportunidad se difirió el dispositivo para el 9 de junio de 2009 a las 2:00 p.m.

Celebrada como ha sido la audiencia oral y una vez dictado el dispositivo, estando dentro de la oportunidad legal para hacerlo, este Tribunal pasa a reproducir el fallo en los siguientes términos.

CAPITULO I ALEGATOS DE LAS PARTES

Alegó la parte actora en su escrito libelar que presta servicios personales, bajo subordinación y por el pago de un salario para la empresa Group 4 Securicor G4S C. A., con el cargo de coordinador central de operaciones, en la sede principal desde el 06 de julio de 1998 hasta el 29 de enero de 2008, siendo que aún se encuentra activo en su lugar de trabajo; que ha laborado varios horarios en el turno diurno y nocturno; que el pago era un salario mensual de 30 días igual al salario diario multiplicado por el número de días trabajados más los días libres por el salario básico diario; que la empresa no ha cumplido con los contratos colectivos de los periodos 1996-1999 y 1999 y 2002, en los cuales se regula día conmemorativo, hora de descanso, días feriados, utilidades, vacaciones, aumento de salario, fondo de ahorro, bono nocturno y pago por reducción de jornada; que adicionalmente la empresa les paga a sus trabajadores quincenalmente un bono de eficiencia, un bono de fondo de ahorros y un bono por prima de antigüedad, los cuales por ser remuneraciones regulares y permanentes forman parte del salario normal; que la empresa no cancela el salario como lo estipula las convenciones e incumple con el aumento salarial y la diferencia de escala salarial que estipula el laudo arbitral en sus cláusulas 60 y 67, que se le adeuda lo siguiente: aumento contractual no recibido Bs. 7.207,29, diferencia de horas de descanso diurnas Bs. 1.474,31;diferencia de horas adicionales diurnas Bs. 670,47, diferencia de horas de descanso nocturna Bs. 1.958,77; diferencia de horas adicionales nocturna Bs. 899,65; diferencia de días feriados convención y laudo arbitral Bs. 1.655,12; diferencia de días feriados (domingos reglamento) Bs. 4.345,59; diferencia de días libres trabajados diurnos Bs. 2.874,14, diferencias de días libres trabajados nocturno Bs. 36,57; diferencia de jornadas adicionales diurnas Bs. 1.569,09; diferencia de jornadas adicionales nocturnas Bs. 7.970,68; cláusulas 70 y 53 Bs. 7.048, 42, descuento ilegal de bono de eficiencia Bs. 600,00; descuento ilegal del día libre descontado como falta injustificadas Bs. 27,77; diferencia de cesta tickets no cancelados Bs. 12.502,80; diferencia de bono nocturno Bs. 1.926,49; horas extras diurnas no canceladas Bs. 1.458,26; horas extras nocturnas no canceladas Bs. 5.062,05; diferencias de vacaciones Bs. 8.497,36; diferencia de utilidades Bs. 9.801,27, total demandado Bs. 73.240,51.

La demandada en su escrito de contestación a la demanda admitió que G4S C. A. anteriormente con motivo a su reforma constitutiva estatutaria tuvo por denominación Wackenhut de Venezuela C. A., que el trabajador presta servicios en G4S C. A., que la relación de trabajo se inició el 6 de julio de 1998; que el trabajador detenta el cargo de coordinador central de operaciones; que su estatus actual es de trabajador activo; que la relación de trabajo ha estado regulada a partir del septiembre de 2005, por el laudo arbitral y que fue aprobado por la junta de arbitraje el 09-09-2005; negó los siguientes hechos: que la relación desde el inicio haya estado regulada específicamente por los contratos colectivos de los periodos 1996-1999 y 1999-2002; y que el trabajador estuviera beneficiado con los aumentos salariales allí especificados; que la jornada infrinja el artículo 90 de la Constitución en lo relativo a la jornada diurna y nocturna; que la empresa discrimine a sus trabajadores disponiendo un trato desigual; que como no se acató el artículo 90 de la Constitución y no se tomó en consideración el salario normal con la influencia de los bonos de eficiencia, prima de antigüedad y fondo de ahorro, eso le permita exigir unas diferencias salariales y convencionales; que el bono de ahorro, bono por prima de antigüedad y bono de eficiencia tengan el calificativo de salario normal; que pudiese aplicarse una metodología como la utilizada a lo largo de la demanda en vista que según la escala tendría un aumento de 5% que no le corresponde ya que no tendría un cargo menos como lo establece el artículo 60; que tenga derecho a demandar a G4S la diferencia de los beneficios salariales y convencionales por el orden de Bs. 73.240,51; los 19 turnos que alega el actor. Alegó lo siguiente: el actor alega que se le exigió una jornada superior en tiempo a la orden constitucional; que se le ha exigido trabajar en turnos diurnos y nocturnos iguales a 12 horas y que tal proceder le ha disparado una serie de diferencias en los distintos conceptos laborales y en otros casos han ocasionado la ausencia de pagos; que el actor durante toda su relación ha ocupado el cargo de coordinador central de operaciones y que el mismo presta servicios de supervisión tal como lo señala en el libelo; que realiza funciones de planificar, coordinar, supervisar y controlar las funciones que desempeñan los oficiales de seguridad, asignar el personal de seguridad de acuerdo con los requerimientos de los servicios de vigilancia, controlar y registrar las salidas y entradas del armamento en tránsito, atender las inquietudes de los oficiales de seguridad para canalizar las soluciones, elaborar diariamente el libro de novedades; que de lo anterior se permite perfilar el supuesto de hecho del artículo 45 de la Ley Orgánica del Trabajo y dibuja el tipo de actividad de confianza que realiza el actor; que en virtud de lo anterior no puede pretender los aumentos salariales a los que hace mención y exige con su demanda esgrimiendo la aplicación de los contratos colectivos toda vez que los supervisores están excluidos de dichas contrataciones y por último negó todos y cada uno de los conceptos demandados.

En la audiencia en alzada la parte actora alegó que: La sentencia de Primera Instancia se hace inejecutable, la recurrida no se pronunció sobre todos los conceptos reclamados y que fueron admitidos por la demandada en la audiencia de juicio y en la contestación. En relación a la contratación colectiva de los años 1996-1999 y 1999-2002, el literal"e"de la cláusula 1º, la recurrida no se pronunció sobre parte de la cláusula. Si bien es cierto se exceptúan algunos cargos, también indica que no podrán recibir beneficios inferiores. Habla de funciones más no de cargos. Debe tomarse en cuenta no la denominación sino la realidad. El trabajador comenzó en empresa IBM con labores de vigilancia y supervisión y luego como Coordinador Central, coordinador de recorrida y tenía como funciones hacer recorridos y supervisar equipos. Como segundo punto, la recurrida no observó el artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo, en relación a la diferencia por horas extras laboradas diurnas y nocturnas; horas de descanso, días adicionales, días feriados a razón de salario básico y no normal. Como tercer punto, relacionado con los cesta tickets, en el punto 2 de la prueba de informes no se tuvo información en relación a si se emitieron tickets al trabajador durante el período señalado. La Juez no ordenó porcentaje alguno en relación a su pago. El laudo arbitral estableció el pago de un 0,30 %. Asimismo se apela por la omisión y silencio de pruebas en relación a las documentales marcadas 14, 16 y 17, que fueron reconocidas en juicio por la demandada. En relación al laudo arbitral, vigente desde el 9 de septiembre de 2005, la Juez lo sacó del debate probatorio pero no estableció los conceptos a pagar.

La parte demandada alegó que no obstante haber llegado a esta instancia tiene voluntad de negociar. Igualmente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS