Sentencia nº 603 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Constitucional de 27 de Abril de 2011 - Jurisprudencia - VLEX 282949191

Sentencia nº 603 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Constitucional de 27 de Abril de 2011

Procedimiento:Acción de Amparo
Ponente:Gladys María Gutiérrez Alvarado
Número de Expediente:10-0783
Fecha de Resolución:27 de Abril de 2011
Emisor:Sala Constitucional
EXTRACTO GRATUITO

SALA CONSTITUCIONAL

Magistrada Ponente: GLADYS MARÍA GUTIÉRREZ ALVARADO

Consta en autos que, el 19 de julio de 2010, la ciudadana LUCÍA MAGDALENA GÓMEZ VEGA, titular de la cédula de identidad n.° 7.399.191, mediante la representación de los abogados Hugo Eduardo Jiménez y Alfonso Montero, con inscripción en el I.P.S.A. bajo los n.os 90.382 y 24.370, intentó, ante esta Sala, amparo constitucional contra el acto decisorio que expidió el Juzgado Superior Primero Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Lara el 08 de febrero de 2010, que conoció, en alzada, la apelación que se había propuesto contra el acto de juzgamiento que expidió el Juzgado Tercero de Primera Instancia Civil, Mercantil y Tránsito de la misma Circunscripción Judicial, el 08 de julio de 2009, con motivo del juicio que, por resolución de contrato de opción de compra-venta, incoó, en su contra, la ciudadana Nailet Josefina Rodríguez Mejías, para cuya fundamentación denunció la violación a sus derechos a la tutela judicial eficaz, al debido proceso y a la defensa que acogieron los artículos 26 y 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Luego de la recepción del expediente de la causa, se dio cuenta en Sala por auto del 03 de agosto de 2010 y se designó ponente al Magistrado Pedro Rafael Rondón Haaz.

El 15 de octubre de 2010, en sentencia n.° 973, la Sala se declaró competente para el conocimiento del presente juicio, admitió la demanda de amparo constitucional y decretó medida cautelar de suspensión de efectos de la actuación judicial que es su objeto.

El 18 de octubre de 2010, el apoderado judicial de la parte accionante en amparo consignó escrito y pidió, con carácter de urgencia, se librasen los oficios correspondientes al decreto de la medida de suspensión de los efectos del supuesto acto lesivo.

En sesión de 7 de diciembre de 2010, la Asamblea Nacional designó Magistrados principales y suplentes de este Tribunal Supremo de Justicia (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 39.569 de 8.12.2010). Luego, el 9 de diciembre de 2010, quedó reconstituida la Sala Constitucional según consta del Acta de instalación correspondiente (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela n.° 39.573 de 14.12.2010). La ponencia correspondió a la Magistrada Dra. Gladys María Gutiérrez Alvarado.

El 22 de marzo de 2010, se fijó la celebración de la audiencia pública en el presente caso, la cual tuvo lugar el 24 del mismo mes y año, con la comparecencia de los abogados Hugo Eduardo Jiménez y Alfonso Montero, en representación de la parte solicitante de la tutela constitucional; del abogado José George, en representación de la tercera interesada ciudadana Nailet Josefina Rodríguez Mejías; y del representante del Ministerio Público, abogado Tutankamen Hernández.

I

DE LA PRETENSIÓN DE LA PARTE ACTORA

1.         La parte actora alegó que:

1.1       La ciudadana Nailet Josefina Rodríguez Mejías celebró, en su condición de propietaria, un contrato de opción de compra-venta con la ciudadana Lucía Magdalena Gómez Vega, sobre un inmueble que consiste en el apartamento n.° 12-4, con puesto de estacionamiento n.° 47, en el Edificio “Residencias Gabriela”, torre A-2, situado en la Urbanización Club Hípico Las Trinitarias, Municipio Iribarren del Estado Lara, el cual fue autenticado ante la Notaría Pública Cuarta de Barquisimeto el 29 de diciembre de 2000, bajo el n.° 08, tomo 129 de los Libros de Autenticaciones que lleva esa Notaría.

1.2       El precio de la venta había sido pactado en dieciocho millones de bolívares (Bs 18.000.000; [BsF 18.000,00] ), el cual sería pagado de la siguiente manera: a) tres millones de bolívares (Bs 3.000.000; [BsF 3.000,00]) al momento de la suscripción del contrato; b) siete millones de bolívares (Bs 7.000.000; [BsF 7.000,00]) en septiembre de 2001; y c) ocho millones de bolívares (Bs 8.000.000; [BsF 8.000,00]) en mayo de 2002.

1.3       La ciudadana Nailet Josefina Rodríguez Mejías demandó a la ciudadana Lucía Magdalena Gómez Vega por resolución de contrato de opción de compra-venta, ante el incumplimiento con el pago de la cantidad de ocho millones de bolívares (Bs 8.000.000; BsF 8.000,00), causa cuyo conocimiento correspondió al Juzgado Tercero de Primera Instancia Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Estado Lara.

1.4       En esa oportunidad, la demandante alegó que la demandada, Lucía Gómez, “ocupaba el inmueble en calidad de ‘ARRENDATARIA’, según acuerdo verbal entre las partes, para lo cual se comprometió a cancelar un canon de arrendamiento mensual por la cantidad de CIENTO SESENTA MIL BOLÍVARES (Bs 160.000,00 [BsF 160,00]), hasta la fecha de la venta definitiva del inmueble; igualmente alegó que por tal arrendamiento verbal la demandada sólo le canceló (sic) en forma anticipada las primeras siete (07) mensualidades, por un monto total de UN MILLÓN CIENTO VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs 1.120.000), equivalentes a MIL CIENTO VEINTE BOLÍVARES (Bs 1.120,00), según recibo de pago que opuso a la ciudadana LUCÍA GÓMEZ, pero que después de efectuado dicho pago supuestamente no volvió a cancelar más arrendamiento”.

1.5       El 03 de noviembre de 2008, la representación judicial de la demandada -hoy quejosa- contestó la demanda y, entre otras defensas, alegó que el pago del precio se realizó de la siguiente manera:

1. TRES MILLONES DE BOLÍVARES (Bs 3.000.000,00) equivalentes a TRES MIL BOLÍVARES, que le fueron cancelados a la vendedora el día 29 de Diciembre de 2.000, fecha en que se firmó el contrato de Opción de Compra Venta (reconocido por la demandante en su libelo).

2. SIETE MILLONES DE BOLÍVARES (Bs 7.000.000,00) equivalentes a SIETE MIL BOLÍVARES (Bs 7.000,00), correspondientes a la primera cuota pactada para el mes de Septiembre de 2.001, tal y como la misma demandante ale(gó) y recono(ció) haber recibido, en el mismo libelo de la demanda.

3. UN MILLÓN CIENTO VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs 1.120.000,00), equivalentes a MIL CIENTO VEINTE BOLÍVARES (Bs 1.120,00), que le fueron cancelados a la señora NAILET RODRÍGUEZ en el mes de Noviembre del año 2.001, los cuales la misma demandante declara y reconoce haberlos recibido (pero alegando maliciosamente que fueron pagados a cuenta de un supuesto arrendamiento).

4. TRES MILLONES VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs 3.020.000,00), equivalentes a TRES MIL VEINTE BOLÍVARES (Bs 3.020,00), los cuales fueron pagados por la demandada LUCÍA GÓMEZ a la demandante NAILET RODRÍGUEZ, en fecha 31 de Mayo del 2.002, a través de Cheque n.° 77563642, de fecha 31/05/2002, librado contra cuenta corriente perteneciente al ciudadano EDUART GUTIERREZ RAMOS, quien fue promovido como testigo para que declarase acerca del pago en cuestión, como en efecto ocurrió según se evidencia de las actas del expediente, así consta dicho pago en recibo de pago original el cual fue consignado marcado ‘A’, que riela inserto al folio Treinta y Ocho (38) del expediente que consignamos adjunto en Copia Certificada al presente Recurso de Amparo, en el cual consta el motivo del pago y está firmado en ‘original’, por la demandante y cuya firma no fue desconocida ni negada a lo largo del proceso, tampoco fue tachado su contenido, por lo que se le debió otorgar pleno valor probatorio. También fue reconocido tal pago por la parte demandante (confesión de parte), según se evidencia en el escrito de ‘informes’ que presentó la parte actora reconvenida ante el juzgado que conoció en primera instancia (…).

5. CUATRO MILLONES DE BOLÍVARES (Bs 4.000.000,00), equivalentes a CUATRO MIL BOLÍVARES (Bs 4.000,00), que fueron cancelados por la demandada LUCÍA GÓMEZ a la demandante NAILET RODRÍGUEZ en fecha 28 de Agosto del año 2002, a través de un cheque de gerencia, signado con el n.° SERIAL 00854536, DE FECHA 28/08/2002, del Banco BANFOANDES, los cuales efectivamente la mencionada ciudadana cobró y dispuso. Dicho cheque de gerencia fue comprado al Banco Banfoandes por el ciudadano EDUART GUTIERREZ RAMOS, titular de la Cédula de identidad n.° 4.387.619, a quien promovieron como testigo a los fines de que declarase sobre dicho pago en cuestión. También fue reconocido tal pago por la parte demandante (confesión de parte), según se evidencia en el escrito de ‘informes’ que presen(tó) la demandante ante el Juzgado que conoció en primera instancia (…).

1.6       Es “evidente que la suma de todos los pagos realizados por (su) representada a favor de la ciudadana NAILET JOSEFINA RODRÍGUEZ MEJÍAS, arroja un total de DIECIOCHO MILLONES CIENTO CUARENTA MIL BOLÍVARES (Bs 18.140.000,00), equivalentes a DIECIOCHO MIL CIENTO CUARENTA BOLÍVARES (Bs 18.140,00), es decir, está plenamente demostrado en autos que (su) representada canceló a la demandante la totalidad del precio acordado por el apartamento en la opción de compra venta y aun más, canceló en exceso a favor de la misma, la cantidad de CIENTO CUARENTA MIL BOLÍVARES (Bs 140.000,00), equivalentes a CIENTO CUARENTA BOLÍVARES (Bs 140,00), por lo que es total y absolutamente falso que sólo se le hubiera cancelado a la demandante la cantidad de DIEZ MILLONES DE BOLÍVARES (Bs 10.000.000,00), equivalentes a DIEZ MIL BOLÍVARES (Bs 10.000,00), tal y como ella ale(gó) de manera maliciosa y temeraria en el libelo de demanda, lo cual fue más que demostrado a lo largo del proceso con varios medios de prueba”.

1.7       En la oportunidad cuando fue contestada la demanda, reconvinieron a la demandante Nailet Rodríguez “en virtud de haber (su) representada cancelado (sic) a la ciudadana Nailet Rodríguez, la totalidad del precio del apartamento pactado en la Opción de Compra Venta, (…)”.

1.8       El 08 de julio de 2009, el juzgado de la causa emitió veredicto mediante el cual: i) declaró...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS